Literatura

Albert Camus, Ni victimas ni verdugos

albert camus ni victimas ni victimarios

En el inicio de “Ni víctimas ni verdugos”, Albert Camus hace una ilustrativa  referencia al carácter del momento de la historia que le había tocado en suerte o mejor dicho al tiempo que, habiéndole correspondido, se había atrevido a vivir. Señalando que  “el siglo XX es el siglo del miedo»”  Y (por si alguien pudiera hacerle una objeción basada en el exagerado sentido del término, al compararlo con un siglo XVII de las matemáticas, un siglo XVIII de las ciencias físicas y un siglo XIX de la biología) añadió que nunca creyó que el miedo era una ciencia, aunque estaba seguro de que se trataba de una técnica.

Si bien esta idea desaparece con la fuerza de la primera exposición en el resto del texto, permanece siempre con un fondo, una referencia a considerar de manera permanente, sobretodo para un visión como la de Camus que había quedado muy marcada por los episodios de la Segunda Guerra Mundial y sus años posteriores. No puede dejar de recordar el dolor, la muerte y la violencia como opciones claves, y de plantear su búsqueda de una sociedad mejor, más libertaria.

albert camus premio nobel

Este texto nos pone no sólo frente a las ideas, sino frente al autor con su visión adelantada, con su certeza de una transformación del mundo en un espacio no agradable de vivir, donde el poder y la ostentación del mismo se transformarán en los deberes de los gobernantes, y donde se requiere que otros hombres, con nuevos tratos y acuerdos construyan una sociedad mejor. El libro refleja un Camus meditabundo, reflexivo, preparado para cualquier cosa y con la idea fuerte de tener a la libertad –tanto para las sociedades como para el individuo- “como el supremo bien que determina todos los demás”.

El libro nos presenta también la posibilidad de mirar desde el pasado lo que hemos llegado a ser y los que nos ofrece el futuro. Por eso, siempre debemos impulsar iniciativas que permitan un máximo de participación que potencie el ejercicio del libre examen y la articulación de tareas que multipliquen las posibilidades de erigir una sociedad, al decir de Albert Camus, sin víctimas ni verdugos.

El libro incluye también otros textos que van complementando esta visión. Uno de ellos es el registro y revisión del paso de Camus por Chile, donde dicta en 1949 un par de conferencias en medio de la agitación de nuestro territorio, y donde sus palabras sirven de motivación a muchos que en ellas una forma de darle una vuelta a la historia. En Santiago dijo que “el debe aprender que también se equivoca muy a menudo y que sus semejantes tienen, asimismo, su propia manera de pensar, de ver las cosas, que bien puede ser la verdadera y la buena”.

Texto escogido

Admitirán que no pueden esperar mucho de los actuales gobiernos, pues éstos viven y actúan según principios criminales. La única esperanza reside en el mayor esfuerzo, que consiste en rehacer las cosas desde su comienzo para formar una sociedad viva en el seno de una sociedad condenada. Para esto, es necesario que estos hombres, uno por uno, rehagan entre ellos, en el interior de las fronteras y por encima de ellas, un nuevo contrato social que los una según unos principios más razonables.

J.Berenguer

Ni víctimas ni verdugos.
Albert Camus.
Ediciones Espíritu Libertario.

Fuente: Portal del Pluralismo

About the author

Literatura Viva

Add Comment

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Indicadores Económicos Chile

Jueves 23 de Noviembre de 2017
  • UF: $26.693,84
  • Dólar: $634,82
  • Euro: $748,87
  • IPC: 0,60%
  • UTM: $46.692,00
  • IVP: $27.883,61
  • Imacec: 1,30%
  • TPM: 2,50%
  • Libra de Cobre: 3,12
  • Tasa de desempleo: 6,70%